miércoles, 31 de agosto de 2011

"Tempus fugit"

Éste es el libro que estoy leyendo ahora:


"Cuando yo era joven tuve una amiga que se llamaba Dolores, Dolores Pacheco. Ella sí que sabía cronometrar a ojo. Yo quería irme a la cama con ella. Quiero que me hagas ver el cielo, pues, Dolores, le dije un día. ¿Cuánto crees que dura el cielo?, dijo ella. ¿Qué quieres decir?, le pregunté. Que cuánto te dura un orgasmo, dijo. Lo suficiente, dije yo. ¿Pero cúanto? No sé, mucho, qué preguntitas te gastas, Dolores. ¿Cuánto es mucho?, insistió ella. Entonces yo le aseguré que nunca había cronometrado un orgasmo y ella me dijo has de cuenta que ahora tienes uno [...] Y entonces escuché su voz que decía: Mississippi uno, Mississippi dos, Mississippi tres, Mississippi cuatro y ya no pude aguantar la risa, abrí los ojos y le pregunté qué era lo que hacía. Te cronometro, dijo ella. ¿Te has venido ya? Pues no sé, dije yo, suelen ser más largos. No me mientas, Quim, dijo, en Mississippi cuatro ya han acabado la mayoría de los orgasmos,[...]
...fuimos buenos amigos, y cuando ella se casó (antes de terminar la carrera) fui a su boda y al felicitarla le dije: que los Mississippis te sean placenteros."

Los detectives salvajes. Roberto Bolaño. Biblioteca Anagrama, Barcelona, 1998.

3 comentarios:

JJ dijo...

Lecturas de verano ¡Oh, Çe finit, "tempus fugit". Habrá que contratar detectives salvajes para saber que pasó con ellas, las lecturas.
Un saludo
P.D.: Laura lee enganchada. Je suis heureux.
Adieu mon ami

Conchita dijo...

Mis lecturas nunca son sólo de verano, hay que leer en cualquier estación del año :))
Al paso que vamos, avanzando en nuestros díscolos idiomas que se nos resisten, llegaremos a un punto de encuentro entre tu inglés y mi francés: tiempo al tiempo.

Conchita dijo...

PD: encantada de que Laura lea mucho.