domingo, 24 de enero de 2010

Sentimientos



Si yo, Conchita,
fuera a pasar contigo el último día de mi vida,
te invitaría a desayunar café conmigo
y haría una sobremesa increíblemente larga.
Porque para mí el tiempo sería un lujo
y escucharte una necesidad,
porque quizá no desayuné lo suficiente
con la gente que quería,
y ahora lo compensaría contigo,
en el último día de mi vida.

Conchita

Estos sentimientos afloran sin querer, cuando una lee aquí este poema anónimo:



SENTIMIENTOS
Si supiera que hoy fuera
la última vez que te voy a ver dormir,
te abrazaría fuertemente para poder ser
el guardián de tu alma.
Si supiera que hoy fuera
la última vez que te vería salir por la puerta,
te daría un abrazo, un beso
y te llamaría de nuevo para darte más.
Si supiera que ésta fuera
la última vez que voy a oír tu voz
grabaría cada una de tus palabras para
poderlas oír una y otra vez... indefinidamente.
Si supiera que estos son
los últimos minutos que te vería,
diría te quiero y no asumiría,
tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da la oportunidad
para hacer las cosas bien,
pero si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda,
me gustaría decirte cuánto te quiero y que nunca te olvidaré.
El mañana no le está asegurado a nadie,
joven o viejo.
Hoy puede ser la última vez
que veas a los que amas.
Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si mañana nunca llega,
seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo
para una sonrisa,un abrazo, un beso
y que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un último deseo.
Mantén a los que te aman cerca de ti,
diles al oído lo mucho que los necesitas,
tómate tiempo para decirles lo siento, perdón, por favor, gracias
y todas las palabras de amor que conoces.

Anónimo




2 comentarios:

JJ dijo...

Bonitas, ciertas y sentidas palabras que la mayor parte de las veces comprobamos en los momentos en los que ya es tarde. No podemos pronunciar las palabras que no dijimos, pero si podemos pronunciar ahora las que mañana no podremos y perdonarnos por las de ayer.

Conchita dijo...

Tienes toda la razón y eso me supone cierto consuelo; eres muy sabio, amigo JJ.