domingo, 30 de noviembre de 2008

Españoles en el Holocausto



En el Blog de Aula que gestiono, estoy trabajando con los alumnos el tema del Holocausto. Todo surgió porque uno de ellos me regaló "El niño con el pijama de rayas" y hubo que leérselo porque estaba de moda por la película (yo les leo diariamente 30 minutos en clase, siguiendo la normativa vigente; ¡estáis fuera de la ley todos los demás!). A partir de ahí, les he leído los álbumes Ana Frank, La historia de Erika y Rosa Blanca. Ahora estamos con Deportación, aunque no lo dejo en préstamo porque tiene fotos que pueden herir sensibilidades (mis alumnos son de 6º de Primaria).
Todo esto viene a cuento porque hablando de sensibilidades, la mía también está herida. Una persona de mi familia estuvo durante tres años y medio en un campo de concentración nazi, Mauthausen, ya podéis imaginar por qué.
Sea por esto, sea por el interés que suscita el tema en mis alumnos, dedicaremos un tiempo a trabajarlo en tres equipos y desde tres puntos de vista: corresponsales de guerra en Alemania, que contarán a su periódico lo que sucede; Ana Frank, que contará en un diario su experiencia; y Francisco Boix, fotógrafo español que pudo sacar del campo muchas fotos comprometedoras que fueron decisorias en el juicio de Nuremberg donde acudió como testigo.
Siento que la entrada haya sido tan extensa, hay cosas que no se pueden decir con menos palabras.
In memoriam.

1 comentario:

Mº Amada dijo...

Tu sensibilidad no está herida sólo porque tu tío sobrevivió a Mauthausen, tu sensibilidad está herida porque eres un ser humano con los ojos abiertos al mundo, a su extremos y a sus desgarros como a su maravillosa capacidad para brillar. Los seres humanos somos, hemos sido y seguiremos siendo a ratos monstruosos y ratos divinos. Sensibilidad es darse cuenta de la diferencia y procurar estar en el lado que se debe. Diría muchas cosas más pero lo resumiré todo en dos palabras: BENDITA SENSIBILIDAD